Centro Histórico: el verdadero corazón de Ciudad de México es su maravilloso Centro Histórico, la parte más antigua de la ciudad y uno de los centros históricos más bellos del mundo. Aquí encontrará algunas de las principales atracciones, así como hermosos edificios y los restos de un antiguo templo, el Templo Mayor (véase el punto 3).

Centro Histórico:

El verdadero corazón de Ciudad de México es su maravilloso Centro Histórico, la parte más antigua de la ciudad y uno de los centros históricos más bellos del mundo. Aquí encontrará algunas de las principales atracciones, así como hermosos edificios y los restos de un antiguo templo, el Templo Mayor (véase el punto 3).

Catedral Metropolitana de la Ciudad de México:

Este edificio, uno de los más majestuosos de la ciudad, tiene vistas a la Plaza de la Constitución.

Construida en 1524 por el conquistador Hernán Cortés, es una de las mayores iglesias católicas del mundo, así como la mayor y más importante de América Latina.

Museo del Templo Mayor:

Una de las piezas más importantes de la historia de la ciudad, situada detrás de la catedral y cerca de la Plaza de la Constitución.

Lo que se puede ver hoy son los restos de una gran pirámide de 60 m de altura. Se construyó en 1428, en honor a las deidades aztecas Tlaloc y Huitzilopochtli.

Palacio de Bellas Artes:

Un museo maravilloso que no debe perderse, especialmente si es un amante del arte. Es un verdadero símbolo de la ciudad gracias a su maravillosa arquitectura.

Declarado Patrimonio de la Humanidad, además de ser un importante museo, alberga la ópera y la sala de conciertos más importante de México.

Bosque el Castillo de Chapultepec:

Uno de los espacios verdes más grandes y hermosos de la ciudad, que se extiende al oeste del casco antiguo y que enmarca algunas atracciones maravillosas.

Dividido en tres secciones diferentes, es un lugar muy relajante para alejarse de todo y disfrutar de la naturaleza, ¡gracias en parte a la presencia del gran Lago de Chapultepec!

Paseo de la Reforma el Ángel de la Independencia:

Es imprescindible recorrer un tramo del Paseo de la Reforma, quizá la avenida más importante y bella de la Ciudad de México. Comparada con los Campos Elíseos de París, esta avenida está llena de tiendas, hoteles, restaurantes y discotecas.

En la parte central de la avenida se encuentra el Ángel de la Independencia, un monumento que conmemora la conquista de la independencia mexicana.

Torre Latinoamericana:

Uno de los edificios más impresionantes de México.

Esta torre tiene unos 204 m de altura y 44 plantas, en cuyo interior hay oficinas, tiendas, restaurantes, hoteles y también el Museo de la Torre Latinoamericana. Pero lo más interesante es el Mirador, la terraza panorámica con una espléndida vista de toda la ciudad, situada en la última planta.

Barrio de Coyoacán y Museo Frida Kahlo:

Situado al sur del centro histórico, es el barrio bohemio de Ciudad de México, conocido por sus calles empedradas y su típica arquitectura colonial.

Uno de los principales atractivos del barrio es el Museo Frida Kahlo, también conocido como Casa Azul por el color de sus paredes. Es un lugar tranquilo, con un hermoso patio lleno de plantas.

Museo Nacional de Antropología:

¡El museo más importante de México! Se encuentra en el bosque de la ciudad de Chapultepec, completamente rodeado de vegetación.

Este museo de antropología ocupa unos 44.000 metros cuadrados en el interior y 35.700 metros cuadrados en el exterior, repartidos en dos plantas, y alberga la mayor colección de arte precolombino del mundo.

Basílica de Guadalupe:

es un importante santuario católico y lugar de peregrinación. Se encuentra en el monte Tepeyac, al norte del centro de la ciudad.

Se empezó a construir en 1794 y es el principal lugar de culto católico de América Latina y el santuario mariano más visitado del mundo.

México no es sólo cárteles y drogas, también son lugares increíbles, así que si quieres ir a México a hacer unas prácticas, ¡hazclic aquí!